Entradas

Los siete retos del cambio personal. “Los 7 Dragones”.

En cualquier proceso de cambio existen metafóricamente hablando los “dragones”, estos son retos o dificultades de tipo interior que debemos enfrentar para realizar avances significativos en nuestra vida. Del mismo modo que en los mapas antiguos se representaban seres mitológicos para indicar que esa zona no era conocida, cuando sentimos que nos alejamos de nuestra zona de comodidad personal para emprender nuevos retos, nos topamos con esos dragones. Les denominamos dragones porqué como ellos, nos producen miedo y desasosiego, aunque nuestra cabeza nos diga que son fantasia. Veamos en detalle qué sucede realmente con esos dragones.

Los Dragones:

Para quién le intereses, esta adaptación eestá tomada del modelado de los procesos de cambio que han sido desarrolladon por la PNL.

1.Confusión: ¿qué quiero? la falta de claridad en los objetivos, sé lo que NO quiero y no lo que quiero. No tener claro hacia dónde debemos caminar, nos provoca quedarnos atorados. Esta etapa es muy habitual, tanto en la adolescencia, cuando uno no tiene ideas claras de preferencia profesional, como en momentos de cambio brusco de la realidad profesional. Nos despiden y estamos aterrados y confundidos, sin saber hacia dónde movernos.

2.Contenido: ¿Qué pensamos sobre nuestros retos? ¿Con qué información construimos nuestras opiniones?.

No pocas veces hemos generado ideas, fábulas y mucha información sin ninguna base real, que nos separan de nuestros objetivos.

Nuestra capacidad de generar pensamientos que nos llenan los espacios de incertidumbre es muy elevada; cuando las informaciones inadecuadas están muy presentes en nuestros retos, provocan muchos obstáculos

– Inacción

– Temores infundados

– Previsiones Excesivas

– Estrés y vigilancia

Desilusión.

En coaching suele suceder que la persona tiene una serie de ideas preconcebidas que no le permiten, desde ese prisma, dar un paso coherente de responsabilidad personal.

3.Catástrofes: Todos tenemos en nuestra historia vital momentos muy duros, desilusiones fuertes y algo que nos tiene acomplejados; con todo esto creamos un mapa de como son las cosas y como funcionan y así sin pensar fijamos nuestro rango de expectativas, marcamos aquello que nos atrevemos o no a hacer, a lo que nos damos permiso.

El “dragón” de las catástrofes nos recuerda que en algún momento del pasado aprendimos algo que entonces nos ayudó pero ahora no resulta positivo, lo que ocurre es que lo tenemos tan bien aprendido que nos sabemos como neutralizarlo.

4.Comparación:

Otro obstáculo para una cambio o mejora que sucede en muchos procesos tiene que ver con la comparación. Por tradición siempre estamos comparándonos socialmente (este e un proceso de aprendizaje extraordinario), sobre todo con los que son mejores que nosotros en un área de desempeño.. De este modo se produce una realidad muy curiosa; tenemos un modelo de referencia sobre qué significar hacer alguna cosa bien, para otra habilidad tenemos otra persona, para una tercera otra persona y al final tenemos un collage de modelos e identidades dónde nosotros siempre salimos perdiendo en la comparación.

Nuestras comparaciones ademas, suelen estar en la dimensión de nuestras capacidades, nuestros resultados y la propia competencia o incompetencia. Total que es muy fácil salir perdiendo en esta interacción con este dragón.

5.Conflicto

Cuando deseos i obligaciones están enfrentados. Quiero algo y también quiero su opuesto, si hago esto pierdo aquello, si lo hago mal y si no lo hago mal. Todas estas son expresiones de conflictos que al no resolverse de forma adecuada, o no resolverse simplemente, nos genera mucho sufrimiento y sensación de bloqueo.

Nuestra capacidad racional no sabe manejarse bien con los los conflictos internos.

Las distintas polaridades que manifestamos, las ganancias secundarias, agendas ocultas necesitan una mirada más amplia para poder diluirse y permitirnos seguir adelante.

6.Contexto

Puesto que estamos en realidades interconectadas, cuando movemos una pieza, toda la realidad se mueve, igual que en una partida de ajedrez, un movimiento genera que toda la partida cambie. Cuando empezamos a cambiar, nos mostramos indecisos y queremos ir despacio, pero entonces nos cambia todo el escenario y nos volvemos haca atrás porqué nos asustamos.

Sostener la complejidad y el cambio de escenario resulta clave para llegar a construir el tipo de realidad que queremos.

7.Convicción

Este “dragon” es muy peligroso. La convicción sobre alcanzar el objetivo tiene tres patas, a saber:

Desesperanza: pienso que el objetivo no es alcanzable. Esto me lleva a la frustración.
Impotencia: pienso que el objetivo es alcanzable para otros pero no para mi.
Falta de Valor: siento que no soy digno de alcanzar el objetivo, siento que no lo merezco.

Puede ser que si has llegado hasta el final del post, alguno de los dragones lo sientas más cerca; también puede ser que ya los has conocido y los tengas “amaestrados”; en cualquier caso sí vale la pena considerar que estas incomodidades que enfrentamos han sido abordadas por muchas personas y existen formas de enfrentarlas con mucha suavidad y contundencia. si crees que vale la pena avanzar en tu camino, aunque tengas dragones, adelante sólo yendo adelante y enfrentandote a ellos podrás vencerlos.

Un saludo.

Nunca caminarás solo

Revisando el blog, he retomado este post escrito hace 2 años. Después de este tiempo, hemos acompañado a muchas personas y a muchas empresas. Algunas un tiempo, otras sólo unos momentos, pero a os agradecemos a todos vuestra confianza en nuestra vocación y por ayudarnos a crecer un poquito más. El mensaje está hoy más vigente que nunca.

Hoy acompañamos empresarios, directivos, profesionales, empresas y ong en sus particulares desafíos personales y profesionales. Como hice en su día os dejo el video que inspira el post.

Me encanta esta canción, la conocí por el futbol pero ahora creo que incorpora gran parte de la filosofía del trabajo que hacemos desde Valors & Persones. Te dejo la letra por si te gusta:

When you walk through a storm, Cuando camines atravesando una tormenta

Hold your head up high, Mantén bien alta la cabeza

And don’t be afraid of the dark. Y no te preocupes por la oscuridad

At the end of a storm, Al final de la tormenta

There’s a golden sky, Hay un cielo dorado

And the sweet silver song of a lark. Y el dulce y plateado canto de una alondra

Walk on through the wind, Walk on through the rain, Camina a través del viento, camina a través de la lluvia

Though your dreams be tossed and blown. Aunque tus sueños se vean sacudidos y golpeados

Walk on, walk on, with hope in your heart, Sigue caminando, sigue caminando, con esperanza en el corazón

And you’ll never walk alone……. Y jamás caminarás solo…. You’ll never walk alone. Nunca caminarás solo.

Walk on, walk on, with hope in your heart, Sigue caminando, sigue caminando, con esperanza en el corazón.

And you’ll never walk alone……. Y jamás caminarás solo….

You’ll never walk alone. Nunca caminarás solo.

Porque a fin de cuentas sólo estamos acompañando, ayudamos a ver más allá de lo que la persona ve por si misma y le mostramos también sus posibilidades, pero todo el mérito es de la otra parte. Cuando más necesitamos un apoyo es cuando menos podemos verlo. Pedir ayuda no significa ser débil, no significa que no podemos, significa que no somos infalibles, que nuestras respuestas tal vez no alcanzan o que los retos que ahora enfrentamos requiren afinar nuestras habilidades y percepciones de la realidad.

Pedir ayuda es también ser consciente que otros hicieron el camino antes y no es necesario inventar la rueda.Si estás atorado deja de empujar porqué no se trat de empujar más fuerte sino de hacerlo distinto, con otras miradas.

Seguimos un pasito más.

Coaching y la Aventura del Héroe

El pasado jueves dia 28 de abril. Estuve en Excellence compartiendo una conferencia que llevaba por título. Libera tu Héroe Interior. Retos y oportunidades delas crisis vitales. Desde que participé del taller que Robert DIlts realizó junto a Stephen Gilligan titulado “La aventura del héroe”, éste tema siempre me ha atraído.

La aventura del héroe trata sobre cómo una persona normal debe enfrentar un desafío que le supone una gran exigencia. Estos desafíos son buscados porque tienen que ver con el deseo de hacer o vivir alguna cosa, o bien son encontrados en tanto que inesperados y porque no decirlo, bastante o muy disruptivos.

Desafíos habituales tienen que ver con: seguir un sueño y atreverse a cumplirlo, vivir del modo que uno quiere, hacer un viaje deseado, darse un año sabático, dejar una relación tóxica en lo personal o profesional, perder el empleo (más exigente a edad más avanzada). En definitiva todo aquello que nos interpela a un nivel de desarrollo y rendimiento que nos supera y ante el que no tenemos escapatoria.

Pilar Jericó ha escrito un libro muy acertado y divulgativo llamado Héroes Cotidianos (muy recomendable la verdad), he tomado prestado este guión de Pilar y sobre él he desarrollé la conferencia, me gustaría compartir contigo un pequeño resumen por si lo que lees te “resulta familiar”

▪ La llamada a la aventura: Aquí empieza todo. Un día te encuentras en una situación de exigencia, tanto si la has buscado como si te sucede de repente. Cuando es un deseo (la llamada del cielo), se manifiesta por una inquietud que toma progresivamente su espacio y llega para quedarse. Esta situación es bastante o muy desagradable puesto que nos genera tensión e incomodidad hasta el punto que nos obliga a tomar decisiones personales. La necesidad de coherencia personal nos desequilibra, lo que queremos alcanzar y muestra vida tal coma ha sido hasta ahora no encajan.

Cuando la situación no es deseada (la llamada del trueno); alguna cosa súbita y desagradable aparece y rompe con la tranquilidad y estabilidad que conocemos y nos deja “colgados” en el vacío. Muertos de miedo y bloqueados.

Muchos de los procesos que acompañamos en profesionales y directivos, siguen este patrón. La persona llega con una gran desazón porqué o bien su deseo le lleva a una situación insostenible o bien, ha sido “golpeado” por algún evento ajeno a su control.

▪ El miedo y la negación de la realidad: El miedo es la segunda etapa. Negamos lo que nos sucede porque si lo aceptamos tenemos que hacerle frente y tomar una responsabilidad. Negamos porque nos resulta difícil aceptar lo que nos pasa, no lo entendemos, pensamos que son cosas nuestras; pensamos que si no prestamos atención se nos pasará y así nos damos un tiempo intentando mantener nuestro equilibrio, aunque sea precario. Negamos también porque pensamos que no tenemos derecho, que antes hay otras cosas…

▪ La noche oscura y el desafío de nuestra sombra: Pero sucede que, llega un punto que no se puede soportar; tanto si es buscado como encontrado el reto te interpela y no te permite escapar. Ya no puedes contarte historias, ni tu las crees. Lo que sucede es que miras directamente a tu sombra (llámale limitación, complejo, inseguridad) y ves lo que es, y no hay más. Esta mirada directa no es cómoda pero si necesaria y también dolorosa; este dolor también es necesario y permite liberarte de todo aquello que en este momento de transición te resulta superfluo.

▪ Iniciando una nueva realidad: la conexión con la esencia. Una vez el dolor te libera de lo que sobra, necesariamente te vuelves más humilde y entonces aprendes. En este momento uno encuentra “su verdad” y se conecta con aquello que es fundamental. Esta conexión con la esencia es tomar conciencia de qué es lo importante más allá de la forma. Es desde ese lugar que empezamos a construir nuestra nueva realidad personal o profesional. Esta esencia la debemos encontrar nosotros. No existen atajos.

Muchas personas que están angustiadas buscan intensamente respuestas en el exterior, recetas, técnicas y cómo podéis imaginar no sirven. Dar una técnica o receta en lo referente a la esencia es como parchear la identidad; una suerte de “pathwork” para el espíritu.

▪ Aprender nuevos hábitos, ganar nuevos recursos: Todo el proceso que la persona ha realizado en su interior, para llegar a una transformación o comprensión debe catalizar en una producción al exterior. Generar un nuevo hábito o comportamiento, que en el exterior pueda producir nuevos resultados es el objetivo de esta etapa.

En los cuentos y leyendas se suele representar con una pócima mágica que el héroe toma para adquirir poder; en nuestro caso es algo que tenemos que aprender. Como dice Juan Carlos Cubeiro “saber sin hacer no es saber”.

▪ Reencuentro con nuestra sombra: Una vez uno aprendre aquello que necesita, regresa a enfrentar el reto al que fue llamado. Por definición uno es llamado a aquellas pruebas que puede superar, aunque al principio parezca imposible.

El reencuentro con la sombra implica también una victoria sin lucha, un darse cuenta que la sombra es también parte de nosotros y que debemos aceptar e integrar para crecer.

▪ Retorno a la vida cotidiana: Cuando hemos recorrido todo el camino, volvemos al principio a retomar la “normalidad” en nuestra vida, una vez superada la prueba o desafío nuestra realidad vuelve a ordenarse.

Igual que Ulises, el viaje nos sirve para aprender y crecer y volver a nuestra realidad más ricos con las experiencias vividas. La Aventura del Héroe es una metáfora preciosa de cómo se produce una transformación y que sucede en un proceso de coaching.

Dejamos la presentación tal como nos comprometimos con las personas que nos acompañaron.

Claridad en los Objetivos. Fijar las metas

Honestamente, ¿Cuánto tiempo hace que le das vueltas a alguna cosa que es importante para ti?, ¿cuánto espacio te llena de pensamientos, de alternativas, de miedos? Y tal vez lo que resulta más importante ¿qué haces con todo eso?. Lo que he visto y constatado es que cuando tenemos inquietudes las explicamos a nuestras personas cercanas y así les vamos dando forma;  pero claro, después de contar la misma historia tres veces a nuestra pareja, amigos o familiares, estamos que nos aburrimos a nosotr@s mismos y nos lanzan el comentario “¿y por qué no haces eso?” o nos animan con un “muy bien, adelante” y ahí nos paramos.

Hoy quiero compartir contigo una herramienta que pueda ayudarte en ese proceso de ponerse manos a la obra; con la certeza que clarificar los objetivos y tenerlos presentes ayuda a avanzar hacia ellos. Esta herramienta es un desarrollo de PNL para la clarificación de:

▪          Estado deseado: Objetivo vital que queremos alcanzar y que niveles de valores, capacidades y comportamientos se ven comprometidos para este objetivo.

▪          Estado presente: Nuestra realidad actual y cómo debe verse enriquecida para que poco a poco nos lleva dónde queremos llegar. Descárgate la herramienta aquí.

Este trabajo te permitirá por una parte definir el resultado final que quieres y tomando consciencia de dónde estás, construir el camino entre un punto y el otro. También quiero recordarte una cosa, la herramienta por sí misma no sirve si no la usas; utilizada, escribe qué quieres, revísalo, púlelo y pon acción a tu deseo.

Nada sucede si no lo construimos, con mayor o menor intención (y consciencia), todos andamos en la dirección que deseamos. Recuerda que el deseo sin acción es ilusión y la acción sin dirección es sólo tarea inconexa.

Espero que te resulte útil. Un saludo.

,

Pnl aplicada a la gestión de equipos II

En este post desarrollamos los beneficios de la pnl aplicados a la dirección de equipos, expongo una de las presuposiciones básicas de la pnl como continuidad a un post anterior, des de un punto de vista más sistémico.

Los equipos son sistemas y operan y deben ser considerados como tales.

Vida y mente son procesos sistémicos:

  1. Los procesos que suceden en un individuo, y entre este y su ambiente son sistémicos. Nuestro cuerpo, sociedades, empresas, equipos forman un conjunto de sistemas y subsistemas ecológicos que interactúan entre sí y se influencian mutuamente.  Nada funciona aislado del resto. Cómo decía el poeta:”Ningún hombre es un isla”
  2. Es imposible aislar completamente cualquier parte del sistema de su todo. Las personas no pueden no influenciarse. Las interacciones personales forman circuitos de re-alimentación. Si estamos operando en equipo, cualquier decisión que afecte a un miembro va a afectar a todos los miembros a través de las relaciones.
  3. Los sistemas son auto-organizadores y de forma natural tienden al equilibrio y la estabilidad. Habitualmente decimos que los sistemas son resistentes al cambio, personalmente prefiero pensar que tienen dinámicas estables de funcionamiento, esa resistencia les da estabilidad y también confiabilidad. Si no damos buenas razones y mejoramos la realidad existente el sistema se mantendrá estable y presionaremos sin resultado. Los sistemas tienen su propia potencia.
  4. No existen fracasos, sólo resultados: Sistémicamente, cada equipo y sus relaciones tiene una estructura de funcionamiento, si lo que hacemos no ha funcionado, debemos quedarnos con esa información de resultado y probar otra cosa hasta que tengamos el tipo de output que buscamos; pensar en fracaso no nos lleva a ningún lugar ni tampoco transferirlo al equipo.
  5. Ninguna respuesta, experiencia o comportamiento es significativa fuera del contexto en el que sucede, y fuera del contexto de la respuesta que evoca. Cualquier comportamiento, experiencia o respuesta puede servir como recurso o limitación en función de cómo ajusta al resto del sistema.
  6. No todas las integraciones en un sistema suceden en el mismo nivel. Lo que es positivo en un determinado nivel puede ser negativo en otro. Es útil separar los comportamientos de la identidad, separar la intención positiva, función, creencias, etc. que generan un determinado comportamiento, del comportamiento en sí. Cuando se acompañan equipos o personas, se tiene muy presente el concepto de nivel de acompañamiento.
  7. En algún nivel todo comportamiento es (o lo fue) bien intencionado. El comportamiento es, o fue percibido como apropiado dados el contexto y el punto de vista de la persona que lo generó. Es más fácil y productivo responder a la intención del comportamiento que a la expresión del mismo cuando el comportamiento es problemático.

Cómo hemos visto con anterioridad, si nuestro mapa de opciones es limitado, nuestras respuestas también lo serán, aunque tengamos la mejor intención posible.

  1. El ambiente y el contexto cambian: La misma acción puede no producir el mismo resultado. Para tener éxito en la adaptación y la supervivencia, un miembro de un sistema (equipo) necesita una cantidad mínima de flexibilidad. Esta cantidad mínima de flexibilidad necesita ser proporcional a la variación del resto del sistema. A mayor complejidad, mayor necesidad de flexibilidad. El elemento más flexible tiene el control. Si lo que estás haciendo no mejora los resultados que quieres, continúa variando tu comportamiento hasta conseguir generar la respuesta deseada.

Espero que os sea de utilidad. Un saludo.

Para tener más información te recomiendo:

www.nlpu.com

www.aepnl.com