, , ,

Externalidad y Responsabilidad Personal

Hace unos días coincido en un proyecto para una empresa del sector del automóvil con Julio, un tipo impresionante: ingeniero inquieto, escalador, bombero, lector de haikus y muchas cosas más. Hablamos sobre algunas cosas y entre ellas sobre la Externalidad (te pongo link a la wikipedia); como las acciones, omisiones o decisiones de unos generan resultados que otros toman como objetivos o variables extrañas de sus propios procesos.

Hoy leo agradecido las reflexiones de Joaquín Oliva en su blog (sobre coaching y desarrollo personal: muy recomendable la verdad) , en relación con un training de liderazgo impartido en Huesca, gracias Joaquin por tus comentarios. A la vez resuena la conversación sobre externalidad.

Estamos ahí, ocupamos un espacio tanto en lo físico como en lo químico como en lo simbólico y a uno le hace pensar que su trabajo tiene impacto más allá de lo que en muchas ocasiones sea previsible. Es cierto que cuando preparas una intervención con rigor y con cariño tienes unos objetivos determinados pero también es cierto que la organización de tus discursos, prácticas y actos diversos impactan en la neurología de los asistentes de forma desconocida para ti; si partimos de la base de la riqueza del lenguaje y como usamos distintas palabras para referirnos a las mismas cosas, si consideramos las experiencias diversas que los asistentes acumulan en sus vidas es del todo imposible saber cómo vas a impactar y lo que va más allá, los efectos que esto puede generar; es decir no podemos saber si vamos a generar una externalidad positiva o negativa en los otros.

Cuidado, con esto no pretendo fijar a nadie en el inmovilismo, lo único que creo es que vale la pena hacer un ejercicio de responsabilidad y rigor en el desarrollo de nuestra misión como personas, representantes de empresas o colectivos o lo que sea. Cuanto más poder, más responsabilidad debemos asumir y gestionar.

Un abrazo.

, , , , , , ,

Mundos pequeños y cambios de paradigma

Esto no es normal, así no funcionan las cosas, la gente no piensa eso o piensa lo otro, esto es así…muchos de nosotros vivimos en mundo pequeños y no me refiero al espacio físico. Muchos vivimos en mundos donde interactuamos con un número finito y reducido de personas de forma regular. Las mismas personas, las mismas dinámicas de conversación, lo mismos chistes o cotilleos, las mismas realidades que alimentan los mismos pensamientos y generan las mismas posibilidades.

Vivimos en paradigmas que hemos construido sobre la base de rutinas o necesidades sin prestar una excesiva atención del lugar en el que nos estamos metiendo. Muchas de estas rutinas nos absorben el tiempo (y la vida) y sentimos que hemos sido conquistados por alguna cosa que va más allá de nosotros, por algo que se nos escapa y olisqueamos opciones pero no damos con acertar qué está sucediendo.

En ocasiones llegamos al punto de sentir que somos vivid@s por la vida más que vivirla nosotr@s. ¿Que hacer ahí, cuando el ojo externo dice que todo está bien, cuando todo funciona, pero notas que no funciona?

No sé decirte que es lo “correcto”, ni tan siquiera apuntaría a que existe una fórmula correcta; si que creo que otra forma de ser y estar en la vida es posible. En ocasiones, en muchas la verdad, sucede que como personas hemos perdido el vínculo con aquello que nos conecta a un nivel más profundo, con aquello que nos da sentido y nos significa …y llenamos la vida de “contenidos” que no están conectados con niveles auténticos de nuestra identidad y así progresivamente nos mantenemos ocupados con “extras” de escaso valor vital.

Nuestros mundos pequeños necesitan abrirse, volverse permeables al Mundo y a otras realidades, otras formas de ver, entender, vivir y sentir; darse persmiso para experimentar esto no significa abandonar todo y perderse en un “todo vale”; significa que podemos hacer que nuestro mundo crezca un poco más, que pueda ser más alto para tener mayor perspectiva; que pueda ser más ancho para dar cabida a otras ideas y criterios; que pueda abrirse a un espacio mayor dónde otras realidades y comprensiones más allá de lo conocido hasta la fecha nos aporten más luz y nuevas posibilidades.

Se trata en definitiva de transformar los paradigmas propios para tener mayores opciones y llevar una vida más plena; transformar significar integrar manteniendo las bondades de lo alcanzado, nuevas posibilidades. Creemos que esta aventura vale la pena.

Puedes hacer este viaje solo; la lectura, los buenos amigos, algunos pocos buenos enemigos (ayudan si como enemigos hacen su papel-que también cuestan de encontrar) y exponerse de forma regular ante criterios y personas que no sean cómodas de sostener, ayuda. Tambien puedes pedir a un coach que te acompañe. Una mirada externa, con proximidad pero cierto desapego puede ayudarte a dar un paso más confiado en un territorio siempre llego de matices y zonas oscuras. Sea cual sea tu decisión, creemos que siempre es positivo un cierto grado de cuestionamiento personal para dar un paso más en el propio camino. Tomes la decisión que tomes, o no, te deseamos toda la suerte…..si eso existe.
, , , , , , ,

Coaching y Gestión de la Incertidumbre

Publicat a Mon Empresarial. Maig de 2008

Los directivos se encuentran sometidos a intensa presión por obtener resultados, las exigencias diarias son mayores y cada uno de los movimientos es observado, analizado y puesto en tela de juicio. Por más que pretendamos ser sólidos y determinados y mostrar como cada una de las acciones que realizamos forman parte de un despliegue estratégico, lo cierto es que no existen protocolos de actuación para sostener la incertidumbre, y la soledad asociada al puesto nos hace dudar en muchas ocasiones. Esto es lo más normal del mundo. El coaching personalizado viene a reforzar que este espacio de incertidumbre se transforme en claridad, que el proceso de toma de decisiones se realice con consciencia gracias a la participación del coach como caja de resonancia directiva. La escucha, las preguntas para generar reflexión y un feedback directo al que muchas veces el manager no puede acceder por su propia posición han hecho del coaching una disciplina de gran relevancia y utilidad empresarial.

, , , , , , ,

Mirar de cara les nostres pors

Som humans i som meravellosos, tenim la potència extraordinària de transformar les realitats i generar impactes positius i transformadors en les vides dels altres (i en la nostra per descomptat). També es cert que sovint això no és tan fàcil i tenim moltes pors que ens bloquegen i ens mantenen ancorats en vells sistemes de funcionament o aterrits per mil motius no som capaços de fer un pas (ni endavant ni endarrere).
Hi ha moments delicats que temem de forma intensa: dir no a una persona estimada per algun motiu, fer-nos respectar quan pensem que no han estat considerats amb nosaltres, argumentar les pròpies posicions en relació a temes diversos i haver d’enfrontar discrepàncies. Una de les formes més habituals de resoldre aquest trànsit tan incòmode és evitar la situació que genera aquesta por i aleshores tema resolt; doncs la veritat és que no queda resolt i de fet encara ho empitjora.
Defugir la situació problemàtica només far que alimentar “l’escena temuda” amb els fantasmes d’allò que podia haver estat i de què podia haver passat, i si m’hagués dit i m’hagués fet i quina por, i pobre de mi i bla, bla, bla. Acabem amb el cor encongit i més atemorits que al principi. Què fer aleshores?
No sé si hi ha la resposta, sé que una bona estratègia és afrontar el moment i mantenir-se en ell. Afrontar-lo vol dir que anem a buscar allò que ens fa por i ho mirem de cara, amb coratge; el que és molt poderós d’observar és que la font de les nostres pors no només no creix sinó que el fet d’estar allà davant i mirant-la de front ens fa veure la realitat del que hi ha, (neta de pols i palla), la realitat/dificultat acostuma a ser més manejable que no pas les òrbites que li pintem a sobre i tot el que arribem a imaginar-nos.
Més enllà de les nostres pors i el seu impacte negatiu d’angoixa i neguit; el cert és que compleixen un paper important i positiu en les nostres vides. Trobar la intenció positiva de la por, es a dir quin és el missatge que té de bo per mi de tenir por és tota una experiència de descobriment i de creixement personal.
Qui s’anima? Sort.