Compartir espacios de comunicación para generar nuevas opciones

Hoy en el Instituto Aragonés de Fomento; ida y vuelta en Ave, una maravilla: puntual, cómodo, buen servicio. Se me hace extraño ;-).

En la sesión de trabajo sobre liderazgo enfocábamos sobre los procesos de comunicación de todos aquellos que tienen personas a su cargo. Algunas peticiones de técnicas sobre qué decir y como hacer algunas cosas…Al final hemos fijado la atención en cómo es responsabilidad de todos pero especialmente de los directivos, generar espacios tanto físicos para favorecer el encuentro como simbólicos para que entendamos las mismas cosas, del mismo modo, y con el mismo enfoque y prioridad. No es tarea fácil.
En la comunicación, como en otras cosas, nos empleamos en el campo de lo sutil, frágil (haz clic el la bailarina)
Cómo exponemos lo que necesitamos hacer, compartir, de forma que cada uno pueda entenderlo en la forma que lo necesitamos. Cómo hacemos para que mi particular modo de ver las cosas puedar sumar al tuyo, no imponerse, hablar y escuchar a una persona dificil, exponer ideas ante un grupo hostil, transmitir cosas con las que no estoy de acuerdo, ¿hasta que punto debo responder a esas peticiones?…
Muchas son ls demandas que tenemos que afrontar y no sabemos, nadie nos ha enseñado a resolver esto más allà de el puro (y fundamental) sentido común. MUCHA SOLEDAD. Por más que nos llenamos la boca de ser Directivos, ser Profesionales, al final se sufre mucha soledad e incertidumbre en los puestos de responsabilidad, y si encima sin saber lo hacemos con un pobre desempeño nos sentimos culpables.
Buscamos ideales de liderazgo, de carisma, de superdirectivoperspecazvalientesalvadorlidernato, ero amigo, no existe. A fin de cuentas somos personas que hacemos lo que podemos con la mejor voluntat (eso es lo que suelo encontrar, también tenemos a los sobraditos pero de esos hoy no comento) e intentamos mejorar cada dia.
De todo eso hemos comentado hoy en l IAF.
,

Saber establecer las prioridades: El cuento de la vasija

Ahora es domingo por la noche y todo está en orden en casa (los niños duermen, las cosas del cole del día siguiente están preparadas…). Hace años que tengo una costumbre y me consta que muchos de vosotros también. Se trata de hacer una proyección de la semana el domingo por la tarde-noche. Me gusta hacerlo entonces porqué el sábado actúa en mi caso como un desacelerador de hábitos y el domingo me ayuda a pensar con mayor distensión.

Hoy me he preguntado en qué medida lo que tengo planificado para esta semana está alineado con lo que me gustaría llegar a ser, poder contribuir, o simplemente ajustar de mi vida actual a mi vida futura y me he acordado del cuento del viejo profesor , os lo explico:

Un viejos profesor delante de un auditorio con una vasija en una mesa, coloca tres piedras grandes dentro y pregunta al auditorio ¿está llena? La respuesta general es sí; entonces coloca un poco de grava en entre los agujeros de las piedras grandes y pregunta ¿está llena?; aparecen algunas dudas pero la gente dice que ahora sí, entonces rellena los espacios entre la grava con arena de playa y vuelve a preguntar, ante las sorpresas nadie responde y para finalizar el profesor llena con un jarrón de agua toda la vasija… y pregunta ¿qué pretendo demostrar con esto?. Nadie responde. La respuesta es que nuestra vida es finita y que si no colocamos primero las piedras grandes: lo importante (familia, amigos, salud), no podremos hacerlo luego. Pero si lo hacemos primero, el resto de cosas (piedras más pequeñas) encontrarán su lugar.

He pensado también en la idea de felicidad aplazada que ya comenté y en cómo muchas veces nos anclamos en la actividad, en ocasiones frenética, del día a día y no damos los pasos que debemos dar para obtener lo que realmente queremos. Esto es como ser un-a estupendo-a conductor de coches y salir a toda velocidad sin ninguna dirección ni objetivo. Nos mantiene ocupad@s y usando nuestros recursos de forma eficiente pero no nos coloca en la dirección de dónde nos gustaría estar.

Existen, ya lo sabes, realidades tan diferentes y tan complejas que no nos ayudan a poner las piedras en el orden correcto para nosotros:

– Los niños me absorben.
– Ahora con la hipoteca no me puedo plantear otra cosa.
– Siempre he funcionado así.
– Tengo unas necesidades de ingresos altas.
– Que dirán mis padres/pareja/amigos/enemigos….
– No sé por dónde empezar y como me genera angustia prefiero no pensar.
– No se si sabré, no me lo merezco, no puedo…
– Estoy cómod@ (seguro que se os ocurren un montón más)
En fin cada uno tenemos la nuestra y no pasa nada. Sólo recordar que aún teniendo nuestras agendas llenas de compromisos todos importantes, es necesario hacer espacio para las piedras grandes, que cada día que pasa, cada semana, cada mes podamos dar un paso más para llenar nuestra particular vasija de aquello que nos importa.
Vamos a usar el freno de mano, desacelerarnos y reenfocar la situación y el tipo de realidad que tenemos entre manos.
No a estar ocupad@ por que si, Si a estar ocupado con sentido.
Feliz semana
Toni
, , ,

Directivos Atractores

Dice wikipedia:

Un atractor es el conjunto al que el sistema evoluciona después de un tiempo suficientemente largo. Para que el conjunto sea un atractor, las trayectorias que le sean suficientemente próximas han de permanecer próximas incluso si son ligeramente perturbadas. Geométricamente, un atractor puede ser un punto, una curva, una variedad o incluso un conjunto complicado de estructura fractal conocido como atractor extraño. La descripción de atractores de sistemas dinámicos caóticos ha sido uno de los grandes logros de la teoría del caos.
La trayectoria del sistema dinámico en el atractor no tiene que satisfacer ninguna propiedad especial excepto la de permanecer en el atractor; puede ser periódica, caótica o de cualquier otro tipo.

sí esto es un poco espeso, os confieso que para mi es más sencillo observar cómo los directivos y mandos tienen con su comportamiento un gran efecto de generación de comportamientos similares en sus equipos, que marcan la pauta;así si el directivo és muy asertivo escogerá personas asertivas, si es de carácter fuerte escogerá personas de carácter fuerte y reforzará con esos comportamientos similares en su interacción, vamos que generará cultura.

El impacto que tienen los directivos con su singular manera de comportarse tiene efectos sistémicos en toda la organización, por este motivo suelen ser los puntos de palanca de cambio y en los cuales se invierte esfuerzos.

A través de Gestiomat hace unos meses que estamos realizando un Programa de Desarrollo de Mandos Intermedios que hemos denominado ATRACTORES justamente por este motivo. Es una maravilla ver como poco a poco las personas van participando y haciendo descubrimientos. Animamos a todos los que esten en la órbita de Torelló o alrededores de sumarse a esta iniciativa.

, , , , ,

La propia singularidad

Pasamos mucho tiempo de nuestra vida trabajando intensamente para ser “buenas personas”, ” de provecho”, ser como tal o como cuál que actúan como modelos de comportamiento. Este es un proceso de aprendizaje muy habitual; ya en los primeros cursos del colegio miramos al otro niño que pinta sin salirse de la raya para aprender a hacerlo mejor.

Este proceso de comparación social nos ayuda a mejorar y nos impide tener que aprender todo desde cero; la verda es que nos ayuda y nos resulta un recurso muy potente. Lo cierto es que si bien en PNL lo utilizamos como una potente herramienta de aprendizaje acelerado; también es cierto que no es de aplicación para todos los campos.

Mi visión personal es que cada uno de nosotr@s tiene algo especial, tiene un don, habilidad, destreza o llámale como quieras, que puede entregar a los otros o utilizarlo como su aportación al mundo. Este es el tema, aquí no valen las comparaciones en ser más o menos que otra persona.

El desafío que cualquiera de nosotr@s debe enfrentar es encontrar su propia singularidad y ponerla al servicio.

Encontrar su para qué y dedicarse a eso con todo su esfuerzo. ¿Acaso pedimos a Rafa Nadal que juegue bien a ajedrez, esperamos de Fernándo Alonso que sepa resolver sudokus? Visto así, es obvio ¿verdad?.

Entonces qué nos impide pensar del mismo modo para nuestras vidas, en el día a día. Me diréis que esto está muy bien pero que tenéis muchos frentes abiertos y mucho trabajo por hacer, que no tenéis apoyo para dedicarse a lo que se os da bien…todo eso es cierto, seguro.

Y también es cierto que en ocasiones nos esforzamos con más empeño que acierto en llegar a unas cotas de perfección sin saber dónde están lo límites, que intentamos cubrir todos los escenarios y que al final terminamos exhaustos y con la sensación de avanzar apenas unos centimetros no sabemos hacia dónde.

Mi propuesta es salva tu presente (ahí seguramente está tu trabajo, ingresos, compromisos adquiridos con familia, jefes, compañeros, amigos) pero cuida de tu singularidad. Cuida de esa parte de ti que és única a tus ojos y a ojos de los demás, cuida por hacerla crecer; puede ser que esa forma especial de hacer algo sea lo que te ayude a ganarte la vida, sea lo que sea cuida de eso y no aceptes fotocopias de mala calidad de la singularidad de otra persona.

La apuesta vale la pena y el esfuerzo. Antes que se me olvide…¿sabías que estamos hechos con los mismo átomos de las estrellas? ;-)

, , ,

Deportivos, paradas de autobús y mejora personal.

Imagine que conduce un deportivo biplaza último modelo al atardecer de una tarde lluviosa; tremendamente lluviosa. Pasa por delante de una parada de autobús dónde, mojados y con cara de pasar frío se encuentran una anciana que parece que está a punto de morir, una amistad que una vez le salvó la vida y un persona que identifica como la pareja de sus sueños, es la pareja que hasta el momento sólo existía en su imaginación. ¿Qué va a hacer? ¿A quién llevar si sólo tiene un asiento libre?

Puede llevar a la anciana puesto que va a morir y esto es crítico; pero también puede llevar a esa persona que una vez le salvó la vida y tiene una deuda muy importante; o quizás sea ya hora de ponerse a usted en la lista de prioridades y pensar en su felicidad (lleva tanto tiempo trabajando duro ¿verdad?). Piense, pero no mucho porqué debe tomar una decisión y el tiempo corre. Debe decidir, decida ya pero con cuidado porqué es probable que tome la decisión que tome va a dejar a alguien mal, incluso puede sentirte mal tomando la mejor de las decisiones.

¿Qué criterio va a tomar? Pensar en sus objetivos es útil; piense qué quiere de la vida y decida; puede centrarse en cuales son sus valores personales: beneficio propio, amistad, amor al prójimo.

¿Cuál es la respuesta? La mejor respuesta puede ser una que diga algo así como: “darle las llaves del coche a mi amigo que lleve a la anciana al hospital y yo me quedo con esa persona tan especial en la parada del autobús”. Es probable que al leer esto haya pensado “vaya esto no se me había ocurrido”, sencillamente ni lo pensé.

Esta historia, que es un divertimento tomado de esos que corren por Internet, muestra una cuestión que resulta curiosa y a la vez problemática. Nos referimos al hecho de tomar los problemas como vienen y aplicarles la lógica cartesiana para su resolución. Tal como el problema está planteado, es imposible una buena resolución para todas las partes puesto que tenemos una plaza y tres personas y lógicamente alguno se va a quedar fuera. Necesitamos salir del problema para poder resolver el problema; tratar el problema con las mismas variables nos sitúa ante la realidad lógicamente irresoluble.

Es otro enfoque, otra manera de ver las cosas con mayor amplitud lo que nos permite poder generar alternativas creativas que aporten mejoras para todos. En el mundo de las organizaciones, nos ocurre como al conductor del deportivo; tomamos nuestro modelo del mundo como la verdad y sobre esto aplicamos las técnicas de gestión que hemos aprendido con mucho esfuerzo en masters y formaciones muy costosas absolutamente validadas y contrastadas por profesores de gran prestigio. Con lo que nos ha costado, ¿cómo van a estar equivocados? Es cierto que muchas veces funcionan y son una ayuda extraordinaria pero, siguiendo el ejemplo, ¿cuántas veces hemos pensado en los que se quedan bajo la parada del autobús como efectos colaterales del decidir del directivo, el precio que tenemos que pagar por tomar decisiones, o algo similar. Estamos muy entrenados para resolver problemas que tienen que ver con las cosas y con los elementos inmediatos, y no tenemos mucha habilidad para salirnos del problema y encontrar alternativas desde otro nivel.

De hecho esta realidad es cada vez más habitual; desde nuestras profesiones estamos inmersos en una complejidad cada vez mayor, dónde los sistemas aprendidos sólo dan respuesta a una parte de la dificultad, no se trata de trabajar más duro puesto que ya hemos vivido que no está ahí la respuesta, se trata de funcionar sutilmente diferente, de manejar estrategias distintas para abrir posibilidades y crear nuevas realidades.

Esta realidad de estar al límite de las propias capacidades y no saber qué más se puede hacer, es la responsable que muchos profesionales y directivos se sientan al borde de su capacidad de resistencia, hagan extensas jornadas de dedicación, vivan su ocupación con angustia por el estrés que genera y se cuestionen que tal vez han llegado a su máximo nivel de competencia.

Muchos de estos profesionales se plantean incrementar su formación con nuevas técnicas de gestión que les ayuden y aporten nuevos mapas del mundo; si bien en este sentido la diferencia que marca la diferencia no es tanto que contenido sé sinó que forma de mirar el mundo tengo.

Este proceso de no asumir la realidad problema tal como me la plantean tiene más que ver con explorar las realidades de forma completa, descubriendo alternativas que antes pasamos por alto debido a nuestros propios mapas mentales, que de acumular conocimientos que en muchas ocasiones no vamos a utilizar más que para hacer algunos ajustes en planteamientos puramente técnicos.

El problema es cómo percibimos el problema; la respuesta se encuentra en aprender a mirar, pensar y manejarse distinto. Realidades más complejas necesitan visiones más ricas y completas. El estímulo – respuesta ya no da más.

Si a lo largo del artículo usted ha pensado que alguna cosa representaba de algún modo su realidad y está pensando en hacer algún curso de actualización, piense antes en consultar a un coach o similar; probablemente gane tiempo, dinero y mejore su calidad de vida.

Entretanto disfrute de su deportivo.