Abrir Espacios para generar transformación

En breve llegamos a Navidad, suele ser época de buenos propósitos y felicitaciones, temores para los que hacen régimen, cierres contables para las empresas, una cierta sensación de que el mundo se termina (igual que se termina en agosto) y debemos tener los deberes hechos.

Hoy quiero compartir con vosotros sobre los propósitos y los deseos de cambio; hace unos días me he encontrado con una persona con muchas ganas de promover un cambio significativo en su vida y cuando comentábamos como poder avanzar y “construir” ese cambio, me encontraba ante un no puedo…No era un aspecto sobre las capacidades propias sinó sobre como “no puedo generar un espacio” dentro de mi agenda de vida actual que me permita pensar, actuar, revisar con otros ojos mis opciones y mis acciones. Desde este punto de ninguna opción, considerar una transición vital se vuelve una utopía y un@ ni siquiera lo considera; ¿para qué vas a desear algo que no puedes tener?, ¿para genera frustración?.
No puedo conocer todos los casos, pero al menos en este una posibilidad para avanzar ha sido llevar las reflexiones al campo de lo concreto (a menudo operativizar las ideas, conceptos y emociones, les quita hierro y aparecen huecos por dónde poder penetrar), de las horas disponibles, del tiempo real.
Hemos conseguido “robar” una hora a la semana para abrir espacios y generar nuevas opciones; tal vez poco, o tal vez una barbaridad, en cualquier caso algo que antes no existía y ahora sí. Ese espacio puede ser suficiente para plantar una “idea semilla” que permita en un tiempo llegar a construir una vida un poco más amable, puede así aparecer el cuanto necesario, el impulso preciso, quién sabe.
Esta ha sido mi experiencia reciente, pero esto sucede siempre; ¿cuantas veces hemos deseado algo y no lo hemos conseguido? Sólo después hemos visto que no hemos generado el espacio y los recursos suficientes para construir esa nueva realidad.
Me recuerda lo que una vez me enseñó uno de mis jefes: “Si te ponen objetivos altos” no los negocies, negocia los recursos para alcanzarlos.
Estar atentos. Suerte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *